¿Cirugía robótica controlada a distancia gracias a la Inteligencia Artificial?

Compartir:
Copied!

Inteligencia Artificial Medicina

 

La utilización de robots en el campo de la cirugía no es particularmente nuevo. Los brazos robóticos, por ejemplo, ayudan a los médicos con tareas rutinarias como la colocación de la pierna de un paciente al realizar una cirugía de reemplazo de cadera.

Pero a medida que la tecnología mejora, la cirugía robótica remota es el siguiente paso en la evolución de los robots en una sala de operaciones. Conducidos bajo la guía de un cirujano externo, se están volviendo más comunes cuando se trata de cirugías mínimamente invasivas, como procedimientos realizados a través de incisiones muy pequeñas (para acceder a los órganos vitales) o aquellas en las que el trabajo se realiza a través de un catéter guiado. La compañía Corindus de Waltham, MA, por ejemplo, permite a los médicos realizar procedimientos coronarios utilizando técnicas robóticas de precisión aprobadas por la FDA y mínimamente invasivas. El sistema CorPath GRX de la compañía, permite el control asistido por robots a través de una «cabina de pilotaje» de intervención externa.

Pero, ¿qué pasa con las cirugías abiertas, las que requieren incisiones más grandes y, por lo tanto, son más complicadas? ¿O qué pasaría si los robots pudieran operar de forma autónoma en lugar de funcionar como meras marionetas con cirujanos que tiran de las cuerdas de forma remota? Estos son exactamente los tipos de cirugías que Cambridge, MA, startup XSurgical espera realizar con su próxima generación de robots.

Actualmente, la solución en la que está trabajando XSurgical es un robot con control remoto que puede realizar incluso cirugías faciales delicadas guiadas por un cirujano fuera del sitio. Pero las futuras versiones del sistema robótico de XSurgical también ofrecerán versiones totalmente autónomas que pueden realizar dichas cirugías por su cuenta, apoyándose en un gran banco de inteligencia artificial (AI) y algoritmos de aprendizaje automático en su núcleo.

 

Médicos robóticos

 

Pero antes de llegar allí, necesitamos una base sólida de infraestructura para que dichas cirugías se realicen de manera eficiente y precisa. El Dr. Gianluca De Novi, CEO de XSurgical, dice que los profesionales deben prestar atención al hecho de que una conexión de gran ancho de banda necesaria para una cirugía telerobótica efectiva no siempre estará disponible. Considere, por ejemplo, las zonas de guerra en áreas remotas del mundo, donde el acceso a atención quirúrgica de alta calidad es, en el mejor de los casos, inconsistente. La mayoría de las veces, los heridos se estabilizan en el campo y se transportan fuera del sitio para cirugías más extensas. El desafío, dice De Novi, está en el tiempo. Dado que las primeras horas a menudo marcan una diferencia crítica en los resultados de la cirugía, es importante recibir atención durante ese período. En este caso, confiar en la disponibilidad de una conexión robusta para la guía quirúrgica remota puede no ser una propuesta acertada.

Pero De Novi tiene una solución eficaz para dicha latencia, o un retraso entre la señal y el tiempo de reacción: Inteligencia Artificial. Hemos estado trabajando en el reconocimiento de gestos quirúrgicos durante los últimos años para reconocer patrones muy específicos y comprender los tipos de procedimientos que se están realizando para que el sistema pueda predecir el próximo paso con precisión «, dice. En esencia, al estudiar los gestos del cirujano, el sistema robótico puede posicionarse proactivamente para lo que viene después. La Inteligencia artificial llena los huecos de latencia apoyándose en algoritmos internos, entrenados en casos quirúrgicos reales, para adivinar correctamente la siguiente secuencia en el procedimiento quirúrgico.

De Novi, un instructor en la Escuela de Medicina de Harvard y director del dispositivo médico y laboratorio de simulación en el Hospital General de Massachusetts en Boston, señala que los tipos de cirugías abiertas en el campo de batalla en las que trabajará XSurgical no se realizarán bajo una presión de tiempo extrema: El paciente será estabilizado primero y luego operado.

 

Prescripción para la mejora

 

Los procedimientos médicos, incluidas las cirugías realizadas de forma remota, caen bajo la competencia de la telemedicina, un segmento cada vez más en auge de la atención de la salud que se pronostica que superará los 130.5 mil millones de dólares en 2025. Sin embargo, a medida que el mercado de robots en cirugía se expande, han surgido preguntas sobre errores y eficacia. Por ejemplo, el sistema quirúrgico da Vinci, desarrollado por la compañía de Silicon Valley Intuitive Surgical, ha sido culpado por complicaciones de la cirugía y se han tomado acciones legales en su contra.

De Novi es muy consciente de lo que está en juego en esta investigación. «En primer lugar, es posible instruir a la inteligencia artificial no en pacientes humanos sino en cadáveres», dice. Igualmente importante es darse cuenta de que los cirujanos humanos también cometen errores. De Novi cree que la mejor inteligencia artificial para la cirugía será tan buena o mejor que los mejores cirujanos dentro de unos años. En entornos críticos, como las trincheras de guerra, señala, se debe hacer una elección entre la ausencia de tratamiento y la que ofrece un buen resultado.

Las aplicaciones militares no siempre necesitan la aprobación de la FDA, aunque tienen que someterse a una extensa revisión institucional. Los conceptos de XSurgical ya han obtenido fuertes críticas de expertos del Departamento de Defensa de los Estados Unidos.

La tecnología en cirugía robótica se está moviendo hacia un punto de inflexión. «En este momento, un ser humano conduciría mejor que un automóvil autónomo, pero en la próxima década, los automóviles conducirán mejor que los humanos», dice De Novi, y extender esa analogía a la cirugía es natural.

El primer paso hacia la autonomía total es un robot teleoperado con cierto grado de asistencia de AI. También Corindus espera avanzar hacia el tratamiento de las víctimas de apoplejía. Doug Teany, director de operaciones de Corindus, señala que sus estudios han demostrado que la robótica remota tendrá un impacto positivo en varias métricas clave en el área. Por un lado, Teany predice que los pacientes serán tratados entre un 30 y un 40 por ciento más rápido. Esto podría hacer una mella significativa en los costos de atención médica dado que los accidentes cerebrovasculares cuestan a los Estados Unidos alrededor de $ 34 mil millones anuales.

“El objetivo es tener un día un sistema que pueda proporcionar de forma autónoma los mejores procedimientos en su clase para la cirugía. Eso sería un sueño hecho realidad «, dice De Novi.

Ese futuro, al parecer, puede no estar muy lejos.

Continua leyendo
¿Te gustaría leer mas contenido como este?

Artículos relacionados

Haz clic aquí para ver más
Todos los comentarios son moderados. Los comentarios que no estén relacionados o las solicitudes de servicio no se publicarán. Tampoco los mensajes con contenidos inapropiados, entre otros, los comentarios promocionales y ofensivos. Por favor, publica tus preguntas técnicas en Foros de soporte o para obtener asistencia técnica y servicio al cliente póngase en contacto con el soporte de Dell EMC.