Empresas en remoto | ¿Por qué hay tantas mujeres CEOs liderándolas?

Compartir:
Copied!

¿Cúal es el motivo por el que hay tantas mujeres CEOs liderando empresas de trabajo a distancia?

En un reciente artículo de Forbes, aprendimos que el trabajo a distancia ya no está reservado a unos pocos. Más bien, el 50 por ciento de la gente en los Estados Unidos trabaja remotamente al menos parcialmente. Esto significa que los horarios y días de trabajo flexibles están disponibles antes que nunca para muchas más personas,  creando un aumento en los resultados positivos respecto a conciliación entre la vida profesional y la vida personal.

Al revisar los numerosos aspectos del trabajo a distancia, hay otra cosa salta inmediatamente a la vista. Es un hecho que el 42 por ciento de las compañías remotas tienen a mujeres linderándolas, fundadoras, CEOs y presidentas. Entonces, ¿por qué tantas mujeres líderes están empezando o subiendo a la cima de las compañías que principalmente contratan trabajadores a distancia?

Para responder a esto, primero debemos explorar el funcionamiento interno de las compañías remotas y cómo sus entornos difieren de los típicos puestos de trabajo de oficina de 9 a 5.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Una visión global de las mujeres en la fuerza laboral tecnológica

La cultura de las compañías remotas

Las empresas y otras organizaciones que contratan a empleados remotos tienen entornos únicos que se basan típicamente en la transparencia. En un entorno de oficina estándar, la información suele estar disponible sólo cuando es necesario, lo que significa que algunos proyectos y cuentas sólo están disponibles para ciertos miembros del equipo. Sin embargo, en una cultura de trabajo a distancia, este tipo de estructura puede significar a menudo perder un día entero sólo para recibir acceso a un documento de Google, especialmente si hay varias zonas horarias en juego. Por lo tanto, las empresas remotas parecen mostrar más confianza en sus equipos, lo que resulta en un evidente estímulo para la moral desde el principio, ya que la sensación de exclusión se atenúa. De hecho, los datos que hemos recogido ilustran que el 60 por ciento siente que la diferencia más notable en la cultura que se requiere para un equipo remoto es un sentido de confianza y trabajo en equipo – desde los CEOs hasta los becarios.

Además, la forma en que funciona un trabajador a distancia también es bastante distintiva. Con tal confianza también viene más responsabilidad individual, emparejada con una libertad que excluye inmediatamente cualquier estilo de liderazgo que limite la microgestión. A menudo es normal que los trabajadores a distancia establezcan sus propios horarios, con la regla tácita de que no importa cuándo o cómo se lleve a cabo el trabajo en un proyecto, siempre que se complete a tiempo. Es entonces cuando las herramientas de gestión y organización como Slack, Asana, Degoo, G Suite y los clientes de correo electrónico que las integran no sólo se sugieren, sino que son absolutamente imprescindibles. Todos pueden ver fácilmente en qué está trabajando cada miembro del equipo, sin necesidad de tener una reunión que absorba tiempo o hacer una sola llamada.

Además, las empresas remotas ofrecen un lugar de trabajo internacional inspirador. Como ya se ha mencionado, es bastante normal que las organizaciones remotas estén compuestas por personas de todas las nacionalidades. Esto realmente puede exponer a todo el equipo a múltiples culturas, así como a sus técnicas de negocios individuales. Incluso se puede decir que las compañías remotas son capaces de tener un equilibrio cultural que las compañías tradicionales son incapaces de lograr.

Por eso hay muchas más características positivas que se consideran necesarias al contratar a un empleado remoto. Nuestros datos muestran que el 88,89 por ciento cree que los autónomos y los individuos que trabajan mejor con una instrucción mínima son los mejores candidatos posibles para el trabajo a distancia. Otros rasgos fuertes incluyen:

  • Fuertes habilidades de comunicación
  • Capacidad para mantenerse centrado y organizado
  • Voluntad de colaborar y ser innovadores
  • Flexibilidad para adaptarse a circunstancias imprevistas
  • La familiaridad con la tecnología nueva y más utilizada

 

La intersección de mujeres CEOs exitosas y empleados remotos

Las mujeres CEOs poseen varias de las mismas cualidades que los trabajadores remotos, lo que podría ser un factor decisivo en el porqué tantos se sienten atraídos a liderar este tipo de equipos. Además, en un estudio del Instituto Korn Ferry, las mujeres tardan un 30 por ciento más que los hombres en alcanzar este nivel de liderazgo, por lo que esto a menudo las inspira a realizar cambios y decisiones innovadoras inmediatas, otro aspecto compartido con un entorno de trabajo remoto.

Pero, ¿cuál es la razón principal por la que tantas mujeres CEOs dirigen ahora empresas a distancia? Se ha hecho evidente que hay muchas respuestas a esta pregunta, pero hemos descubierto que el 70 por ciento de los encuestados considera que radica en la capacidad de una mujer para trabajar fuera de un entorno de oficina estándar.

Si bien este rasgo puede aplicarse definitivamente a las mujeres que no son madres, el simple hecho es que las mujeres pueden considerarse fácilmente como algunas de las primeras trabajadoras a distancia, ya que tradicionalmente se han quedado en casa con niños pequeños o enfermos, mientras siguen intentando hacer malabarismos con una carrera y completar tareas fuera de la oficina. Hoy en día, estamos viendo un aumento en los padres que se quedan en casa, pero las cifras siguen estando a favor de las mujeres, y por desgracia, esto a menudo lleva a que dejen el lugar de trabajo. En realidad, el 43 por ciento de las mujeres que trabajan no regresan inmediatamente al trabajo después de tener hijos. Sin embargo, las compañías remotas lo convierten en un juego completamente nuevo, lo que es muy indicativo de por qué tantas mujeres encuentran que ser el CEO de una compañía remota es su oportunidad más beneficiosa.

Sin embargo, también podemos estar viendo una situación en la que las mujeres también se sienten más cómodas dirigiendo un equipo que puede ser independiente, ya que las mujeres tienden a centrarse más en los resultados. Las compañías remotas también se preocupan más por el éxito general de un proyecto y no por el camino que lleva a él. Esto crea un escenario en el que las mujeres pueden ser mejores para dirigir equipos que tienen más responsabilidad personal, junto con la libertad de lograr un resultado positivo de forma más inmediata.

Cualquiera que sea la razón de esta tendencia creciente, la noticia emocionante es que tanto el liderazgo femenino como la capacidad de trabajar a distancia están en alza, ofreciendo numerosas oportunidades que tal vez no se hayan manifestado en las generaciones anteriores. Esta es otra razón maravillosa, incluso hermosa, por la que el futuro de los negocios parece brillante, con una variedad de perspectivas aventureras en el horizonte.

Continua leyendo